0

Siéntete Orgullosa de tus Cicatrices

Tiene cicatrices que narran las guerras que ha luchado desde hace ya varios años. Grandes, Pequeñas, pero todas ellas escondidas para que nadie pueda verlas. No es que tenga miedo que sepan de su existencia, al menos ya no, ha aprendido que no debe dar explicaciones a no ser que quiera hacerlo. Antes, en cambio, tenía miedo por eso mismo, porque cuando alguien ve algo nuevo, algo raro, algo diferente, lo primero que hace es preguntarte y la mayoría de las veces que lo hacen no es porque realmente les interese sino por curiosidad, por la necesidad que tienen de “chismear” y saber de las vidas ajenas para luego poder hablar de ellas como si fueran suyas o mejor dicho, como si entendiesen cada una de las cosas de las que llegan irán hablando.

Tiene cicatrices que tejen la historia que ella misma ha ido escribiendo sobre su propio cuerpo, como los tatuajes que esconden anécdotas, etapas o épocas que solo conocen aquellos que las han vivido en su propia piel, con la diferencia de que en este caso, las historias que se esconden suelen doler más que todo aquello que se puede grabar en tu cuerpo con tinta. Porque los tatuajes los escoges tú, pero en cambio, las cicatrices, no vienen por decisión propia.

Tiene cicatrices de las que se siente orgullosa porque prueban que fue capaz de salir victoriosa de algo en lo que luchaba sola, porque estaba sola, quizá por decisión propia, por como he dicho antes, por miedo a que los demás se pudieran enterar que aquella que sonreía, estaba rota, llena de heridas, complejos e inseguridades que fueron creciendo con el paso de los años, pero de los que no quería hablar porque se sentía avergonzada. Tiene cicatrices, que antes eran heridas que lloraban a rabiar y que a día de hoy se han secado decidiendo cerrarse dejándola así, vivir en paz.

Tiene cicatrices sobre las que han crecido flores para recordarle que hasta en donde ha habido fuego también puede haber vida. Al fin y al cabo, las cicatrices no son tan malas, más bien a veces son necesarias para demostrarnos que somos mucho más fuertes de lo que podemos llegar a creer.

Tiene cicatrices, pero sobre todo, se tiene a ella.Créditos: VG – InstagramTwitter

También te puede interesar:

Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.