No regreses con él, estás mejor por tu cuenta

Estás tratando se ser fuerte, pero cuando llegas a casa después de poner una sonrisa falsa frente a sus amigos, te acuestas en la cama por la noche y no puedes evitar que tu mente se desvíe hacia él. No puedes evitar pensar en él y desear que las cosas no se vuelvan tan complicadas. Te preguntas en que momento se terminó el amor y cómo las cosas llegaron a ser tan malas.

Estás mirando tu teléfono escribiendo largos mensajes solo para borrarlos. Estás siguiendo todos sus movimientos en las redes sociales. Estás dejando que te consuma por completo y lentamente te está matando.

Él no es el hombre del que te enamoraste y no sabes cuándo se convirtió en alguien que ni conocías, pero deseas desesperadamente recuperarlo. Quieres que las cosas vuelvan a ser como solían ser.

Hombres como él no se merecen mujeres como tú. Pero de todos modos te enamoraste de él, te mostró su lado dulce y no pudiste resistirte. Él siempre solía ser dulce, solía cuidarte y hacer cosas buenas pero un día simplemente dejó de hacerlo.

Tratas de arreglar las cosas porque eres así, siempre tratando de arreglar lo que está roto, siempre guardando una esperanza porque tu corazón es inmenso. Pero a él no le importa. Él no hace el esfuerzo. Él te mostró que ya no le importas más.

A veces te muestra ese lado dulce y vuelves a caer, recuerdas los buenos momentos y decides quedarte. Le crees cuando te dice que las cosas van a ser diferentes, entonces, antes de darte cuenta, vuelve a decepcionarte y regresas a donde empezaste. Te vuelves a sentir herida y a él no le importa.

No vuelvas con él, estás mucho mejor sin él. Eres más valiente, más feliz, más fuerte y más segura por tu cuenta. Tienes que dejar de retroceder el progreso que has logrado. Debes dejarlo ir para siempre y sé que es mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero yo sé que puedes hacerlo.

También te puede interesar:

Admin