0

Niño de 4 Años se ve Como Anciano de 80 Debido a una Condición muy Rara

Un niño de cuatro años de edad, se asemeja a una persona de 80 años,  debido a una condición muy rara de envejecimiento prematuro.

Bayezid Hossain, de Magura, al sur de Bangladesh, sufre una inflamación de la cara, ojos hundidos, piel flácida, dolor en las articulaciones, dificultad para orinar y ya tiene dientes débiles y rotos.

La gente de la comunidad lo evita y los niños tienen miedo de jugar con él, a pesar de tener una inteligencia superior a la media.

Bayezid se cree que sufre de progeria, en donde la edad del cuerpo es ocho veces más a la tasa normal.

Este trastorno fue el que inspiró la novela F. Scott Fitzgerald y la película de Brad Pitt “El curioso caso de Benjamin Button”, en el que el personaje envejece rápidamente.

nino-de-cuatro-años-se-ve-como-anciano-de-80-debido-condicion-rara-1

nino-de-cuatro-años-se-ve-como-anciano-de-80-debido-condicion-rara-2

Los pacientes con progeria normalmente mueren de ataques cardíacos o derrames cerebrales a una edad promedio de 13 años.

Bayezid también tiene una forma de cutis laxa, un raro trastorno del tejido conectivo en la que la piel se afloja en pliegues.

Su madre de 18 años de edad, Tripti Khatun, dice que está sorprendida por lo inteligente que es su hijo, pero le rompe el corazón su aspecto tan inusual.

Ella dijo: “Bayezid aprendió a caminar a los tres años pero tenía sus dientes completos a los tres meses de edad”.

“Su crecimiento físico es completamente anormal, pero mentalmente, tiene una conversación maravillosa, muy consciente y es muy intuitivo para su edad”.

nino-de-cuatro-años-se-ve-como-anciano-de-80-debido-condicion-rara-3

“Él no se parece a otros niños. Se ve como un anciano. Como madre primeriza no puedo soportar el dolor de ver a mi hijo así”.

Cuando Bayezid nació en un hospital del gobierno en 2012, Tripti y su esposo Lovelu Hossain, de 22 años, quedaron devastados ya que los médicos no tenían idea de cómo tratarlo.

Tripti dijo: “Yo estaba aterrorizada al verlo cuando nació. Era sólo carne y huesos. Se veía como un extraterrestre y fue desgarrador para mí.

“Los médicos no tenían idea de qué hacer, me dijeron que nunca habían visto a un bebé así. Nos advirtieron que no había nada que pudieran hacer “.

Después volvieron a casa y la noticia de su hijo anormal se extendió rápidamente por el pueblo y los vecinos se reunían frente a la casa de la familia para verlos, pero Tripti y su marido dijeron que no habían recibido ningún apoyo de la comunidad local.

La gente temía estar cerca de Bayezid y, a menudo chismeaban acerca de las capacidades de la pareja como padres, Tripti y Lovelu son primos hermanos. En las zonas rurales de Bangladesh y el sur de Asia es una práctica normal que los primos se casen, y la pareja se casó a los 13 años de edad.

A medida que Bayezid se hacía mayor, tanto su personalidad y su cuerpo se desarrollaban mucho más rápido que otros niños de su pueblo.

nino-de-cuatro-años-se-ve-como-anciano-de-80-debido-condicion-rara-4

Bayezid no va a la escuela, pero le encanta jugar a la pelota y dibujar, e incluso rompe sus juguetes para luego volver a arreglarlos.

Debashis Bishwas, un consultor del Hospital Central de Magura, se reunió con Bayezid el mes pasado y dijo a sus padres que él cree que está sufriendo de la enfermedad de Progeria y Cutis Laxa. Él dijo que teme que sólo pueda vivir durante 15 años.

Dr. Bishwas dijo: ‘Sus signos vitales sugieren que sufre de una enfermedad muy difícil”. La piel de un paciente con progeria, se afloja como un anciano meses después del nacimiento.

“Sólo podemos asesorar a la familia para recibir atención especializada en un hospital como Dhaka Medical Hospital  o Sheikh Mujib Bangabandhu en Dhaka, ya que no hay tratamiento aquí”.

nino-de-cuatro-años-se-ve-como-anciano-de-80-debido-condicion-rara-5

Lovelu entiende que puede que no haya cura para la condición de su hijo, pero teme que Bayezid no esté recibiendo la mejor oportunidad posible de supervivencia, debido a su condición de pobreza.

Él dijo: “Su madre llora desconsolada todo el tiempo. Han pasado cuatro años y nada ha cambiado. Es tan doloroso ver que nuestro primer hijo sufre una enfermedad que ni siquiera podemos tratar”.

“Nos gustaría tener más hijos pero tenemos demasiado miedo. Nos sentimos muy impotentes”.

“Al igual que todos los demás padres, queremos que nuestro bebé tenga una vida larga y saludable, pero creemos que solo un milagro nos salvará ahora”.

vía[1]

 

También te puede interesar:

Faby

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *